Magdalenas Caseras Estepeñas. Receta

10 comments
Magdalenas Caseras Estepeñas

Llega la Semana Santa y la tradición vuelve a las calles Estepeñas (Sevilla). El olor inconfundible del ajonjolí, la matalahúga, señas de nuestra pequeña ciudad. La receta de hoy es un clásico de nuestra repostería, me llevan a mi niñez cuando mi madre iba al horno a preparar los "regalos"; magdalenas, ochíos, roscos trenzados, mostachones, almendrados y al final de la mañana venía cargada con todas las cestas. Estos regalos se hacían en cantidad suficiente para que en las casas y la familia tuviera cantidad suficiente no sólo para la Semana Santa, también un tiempo después.

Hoy volvemos con las magdalenas, receta que ya he compartido por aquí varias veces y de la cual siempre he dicho que lo que mlas la caracteriza es la ausencia de levadura en la masa. El secreto de estas magdalenas reside en el uso del aceite de oliva y un buen batido de las claras de huevo. Obtenemos un a masa esponjosa y tierna con un suave aroma a limón.  La receta que comparto hoy ha psaado desde mi bisabuela por mi familia hasta el día de hoy, se caracteriza por el uso generoso de un buen aceite de oliva virgen extra, del cual no debéis escatimar si queréis un resultado como el que voy a presentar. Este año sin embargo, no he usado las características cajetillas con las que se preparan en Estepa las magdalenas por falta de tiempo, pero si queréis prepararlas también podéis hacerlo. Pasamos a la receta.

Ingredientes:

12 huevos
540 gramos de aceite de oliva virgen
600 gramos de azúcar
400 gramos de harina
Ralladura de dos limones
Un trozo de la corteza de un limón
Azúcar para espolvorear

Instrucciones:

Comenzamos separando las yemas de las claras de huevo. Batimos las yemas junto con el azúcar y el aceite de oliva que previamente hemos aromatizado con una corteza de limón calentándolo en el fuego y dejándolo enfriar antes de usar.

Añadimos a continuación la ralladura de limón y la harina poco a poco. Para el final dejamos las claras que las batimos a punto de nieve. Agregamos las claras montadas a la crema anterior, y lo hacemos poco a poco con movimientos envolventes , procurando que no se nos baje mucho.

Rellenamos los moldes casi hasta el borde y espolvoreamos generosamente con azúcar. Precalentamos el horno a 180 grados, y a esa misma temperatura horneamos durante unos 30 minutos, va a depender de nuestro horno. Comprobamos antes con un palillo fino que están bien cocidas. Retiramos y dejamos enfriar sobre una rejilla antes de consumir.

Magdalenas Caseras Estepeñas
loading...

10 comentarios :

  1. sin palabras me he quedado, esa foto donde se ve la miguita lo dice todo

    ResponderEliminar
  2. Como te quedan las magdalenas, hijo mío. Esa miga es maravillosa y ni hablar ya de la cobertura crujiente, están para comérselas una tras otra.

    Besines

    ResponderEliminar
  3. Espectaculares!! No te puedo decir nada más, sencillamente que me has dejado con los dientes largos. Envidia sana.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Adoro madalenas, estas ficaram lindas e parecem ter ficado muito esponjosas.
    Apetece pegar e comer...
    Boa semana

    ResponderEliminar
  5. Como te han quedado, esas magdalenas Jose, se ven riquísimas, tiempo de magdalenas, pestiños y un largo etc. recuerdos de la niñez y de mi tierra....Besosss

    ResponderEliminar
  6. Las de toda la vida, son las que más me gustan. No hay que perder estas recetas familiares que pasan de generación en generación.
    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Madre mia que buena pinta si da pena hasta de comerselas de lo bonita que te han salido.
    Besos. Lola

    ResponderEliminar
  8. ils sont parfaits, bravo
    bonne soirée

    ResponderEliminar
  9. Total una joya de receta viniendo de donde viene, además se ven súper apetecibles.
    Besazos.

    ResponderEliminar