Cannelé de Bordeaux. Receta

Cannelé de Bordeaux

Este verano hemos participado en un festival en Estepa, donde varias familias Francesas se han desplazado a mi localidad a convivir y conocer nuestra cultura. Han sido dos semanas muy intensas; se ha comido, se han realizado espectáculos y todo tipo de talleres con los niños. Como no podía ser de otra forma también hemos conocido un poco la gastronomía de Francia. Estas familias venían de lugares diferentes del país Galo, y traían recetas diversas, una de ellas eran los Cannelé de Bordeaux (Canelé de Burdeos), unos pastelitos deliciosos y muy delicados, que precisan de unos moldes especiales. Los cannelés datan de principios del siglo XVI, cuando las monjas del convento des Annonciades de Burdeos (Francia) los crearon con ingredientes sobrantes que recuperaban: la harina, el azúcar, la vainilla y el ron en los buques que atracaban en el puerto de la ciudad, y las yemas de huevo en las bodegas de la región que utilizaban las claras para clarificar el vino. Repartían los canelés a los pobres de la ciudad o también los vendían. La receta se rescato y se popularizó más tarde en 1830 por un pastelero bordelés que lo convirtió en una especialidad de la ciudad. Una de la particularidad a la hora de preparar la masa, es la necesidad de dejar reposarla unas 24 horas antes de hornear (fundamental no olvidar). La receta me la dio una de sus participantes, tal como ella los hace en casa,  y también me regalo un molde para cannelé pequeños de silicona, aunque posteriormente me hice con otro más , de diferente tamaño. La receta es sencilla; leche, azúcar, harina, huevos, almendra molida y un poco de ron. Pasamos a la receta. Espero que os guste. La Receta de Clotilde Bertrand que estuvo con nosotros este verano y vino desde Marsella.

Cannelé de Bordeaux

Ingredientes:

* Para unos 30 cannelé pequeños o unos 15 grandes

4 huevos
1 litro de leche
400 gramos de azúcar glass
200 gramos de harina
100 gramos de almendra molida
Unas cucharadas de ron (que sea de buena calidad)

Para el acabado:

Mantequilla
Azúcar

Instrucciones:

Calentamos la leche hasta llevarla a ebullición. Batimos mientras tanto los huevos y vertemos la leche hirviendo sobre ellos poco a poco sin dejar de batir la mezcla. Dejamos enfriar.

Añadimos el resto de ingredientes; el azúcar glass, la harina y la almendra molida. Batimos muy bien hasta que quede una mezcla muy homogénea. Vertemos en un recipiente y dejamos reposar 24 horas (muy importante) en el frigorífico antes de usar.

Engrasamos los moldes con mantequilla, (ser generosos) y espolvoreamos con azúcar. Vertemos la mezcla en los moldes sin llegar a llenar del todo, dejando un poco al final. El horno lo hemos precalentando a 200 grados previamente.

Horneamos durante unos 40 minutos si los moldes son pequeños y una hora y cuarto si son grandes. Sabremos que tienen el punto deseado cuando por fuera parezcan que están como un poco quemados. Retiramos del horno, espresamos unos minutos y desmoldamos. Podemos tomar templados o fríos.

Cannelé de Bordeaux

José Manuel

21 comentarios:

  1. Hola!, es uno de mis pasteles franceses preferidos. Son buenísimos. Te han quedado perfectos. Por mi proximidad con Francia (vivo a 20km de Francia) los he podido degustar de varias maneras, de pastelería, super y los mejores de un artesano que lo hacia con unos moldes heredados de su familia.Que bien poder compartir cultura y gastronomía con gente de otro país. Enhorabuena por tu blog. Es fantástico. No siempre puedo publicar comentarios así que hoy me aprovecho. Tus recetas me encantan. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Complimenti Josè, ti sono venuti, perfetti, tanto golosi!!!!

    ResponderEliminar
  3. Una delicia de receta
    vistosa, sencilla y muy rica
    un beesito

    ResponderEliminar
  4. Sono fantastici.una vera golosità!
    Bravissimo!
    Un abbraccio Laura <3<3<3

    ResponderEliminar
  5. Conocer y convivir con personas de otros lugares, con otra cultura....enriquece. Y con éstos pastelitos tu has vuelto a "enriquecer" tu blog. Tienen que estar deliciosos.....

    ResponderEliminar
  6. Madre mia que maravilla, esto no me lo puedo perder y me los llevo ahora mismo.
    Besos. Lola

    ResponderEliminar
  7. Te han quedado riquísimos! Vaya pinta tienen...
    Bicos!!!!!

    ResponderEliminar
  8. Tuvo que ser una convivencia estupenda con las familias francesas, aprendiendo todos de todos con un buen resultado, estos Cannelé que se ven deliciosos y sin mucha complicación.
    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Mi querido amigo, he estado todo el verano desaparecida por causas de trabajo, pero ya estoy aqui disfrutando de estos pastelitos que soolo con verlos enamoras, me han encantado. Besicos

    ResponderEliminar
  10. Que divertido y enriquecedor ha tenido que ser compartir experiencias y vivencias con gentes de otros lugares. Y esos pastelitos son maravillosos, una delicia.

    Bicos

    ResponderEliminar
  11. Adoro la repostería francesa. Me encantan tus deliciosos pastelillos!!!

    ResponderEliminar
  12. Ay, quiero pillarme unos moldes de cannelés. Aunque llevo semanas con unas madeleines pendientes de hacer, lo de la repostería y yo es de chiste. Tú, sin embargo, un hacha. Un besote.

    ResponderEliminar
  13. Qué grata sorpresa me he llevado al encontrarme tan maravillosa receta. Felicitaciones por tan maravillosa receta

    ResponderEliminar
  14. Qué buena pinta, añado que los moldes y la receta son de Clotilde Bertrand que vino de Marsella. Bon appétit!

    ResponderEliminar
  15. Ya tengo los moldes, sólo me queda hacerlos con tu receta: te han quedado de cine!!

    ResponderEliminar
  16. Espero que te salgan bien y te gusten. Saludos.

    ResponderEliminar
  17. Que delicias de pastelitos y muy fácill de poder hacerlo ,ademas unos ingredientes que casi todas tenemos en casa ,me quedo con la receta y así poder hacerlo , un abrazo

    ResponderEliminar

Instagram