Ochíos de la Semana Santa de Estepa

Ochíos

 La de hoy no es una receta nueva, ya es un clásico en mi blog, pero no puedo evitar a volver a hablar de los ochíos cada vez que se va acercando la Semana Santa en Estepa. Los ochíos junto con las magdalenas, roscos trenzados, mostachones...son un clásico de la repostería Estepeña por estas fechas. Los olores a anís y ajonjolí inundan la casa cuando preparas este dulce rústico tal vez no muy estético. Me voy a mi niñez cuando mi madre llegaba del horno con las cestas llenas de estas delicias. Mi casa se convertía en toda una fiesta, anunciaban la Semana Santa y era la época para tener en casa la despensa llena. Hoy en día Sanidad ya ha prohibido esta tradición, pero con este post quiero intentar conseguir que se puede seguir preparando en casa  y con nuestros hornos estos dulces, que no perdamos la tradición y sobre todo las nuevas generaciones conozcan de primera mano como se preparan.




La receta es muy sencilla. Aceite frito con el ajonjolí y el anís, harina, agua, un poco de masa madre y sal. Darle forma de lágrima o medio ocho y hornear a temperatura media. De todas formas aquí dejo el enlace para que veáis como se hace paso a paso.

José Manuel

4 comentarios:

  1. Delicioso dulce tradicional, nos ha encantado. Un saludo!!

    ResponderEliminar
  2. Rustiques peut-être mais certainement très bons.
    Saludo

    ResponderEliminar
  3. ¡Qué recuerdos al leer el post! Me transporta a aquella época de los "regalitos"..tardes enteras en el salón de mi abuela haciendo moldes de magdalenas, y el día de ir al horno a hacer los dulces..aquel día era lo más, jiji :)..., ¡qué lastima que aquello se perdiera! Aunque gracias a las distintas recetas que tienes de los dulces típicos de Estepa, he podido recuperar un poco de la esencia de aquellos días, al poder hacerlos en casa!
    Un saludito y de nuevo gracias :)

    ResponderEliminar

Instagram