miércoles, 2 de mayo de 2012

Mostachones de Almendra




En esta últimas semanas estáis comprobando mi pasión por una serie de recetas de unos manuscritos que pueden tener perfectamente algunos cerca de los 150 años. Simplemente puedo deciros que es apasionante, encontrar recetas ya olvidadas y poder recuperarlas y compartirlas por aquí es tal vez lo más emocionante que he hecho en años. 

La receta de hoy es otra variedad de los mostachones de Estepa, una receta que se perdió en el tiempo y que hoy puedo compartir gracias a la generosidad de un amigo. Puedo decir que cuando me la encontré me emocione, era otro tipo de mostachones que no había escuchado nunca. He preguntado a mis padres, suegros e incluso a algunas personas de más edad y no tienen conciencia del postre de hoy.

La receta de hoy tiene la particularidad de tener entre los ingredientes la almendra frita y una especia hoy a veces un poco olvidada; el clavo. El sabor que confiere a este postre rústico es excepcional, una maravilla para el paladar y que espero que os atreváis a preparar.

Pueden ver el paso a paso de los mostachones de Estepa para seguir el mismo proceso.

Ingredientes:

6 huevos
1 cuarterón de almendra frita y molida          115 gramos de almendra frita y molida
1 libra de azúcar                                          466 gramos de azúcar
Medio Cuartillo de Molluelo                        250 gramos de molluelo (Salvado de trigo)
1 cuartilla y media de canela                         1 cucharada y media de canela bien colmadas
Ralladura de 1 limón
9 clavos

Para la cobertura:

Mezcla de azúcar y canela

Para ir colocando los mostachones:

Papel de traza o papel de hornear en cuadrados pequeños


Instrucciones:

Batimos los huevos con el azúcar durante unos minutos hasta que adquiera color blanquecino.Mientras tanto vamos a freír la almendra en un poco de aceite, dejamos que enfríe y vamos a moler muy bien, hasta que quede una pasta.

Incorporamos a la mezcla la almendra, el molluelo, la canela, el clavo molido y la ralladura de limón. Mezclamos muy bien hasta que quede todo amalgado. Preparamos en un papel de hornear una mezcla de azúcar con canela.

 Cogemos los papeles de traza u hornear y con una cuchara colocamos una cuchara y media en cada uno. Este papel lo vamos a volcar sobre la mezcla y aplastamos bien para obtener una cobertura compacta de azúcar y canela.

Colocamos en la bandeja de 4 en 4. El horno lo hemos precalentado a 170 grados, horneamos las piezas durante unos 20 minutos aproximadamente. Dejamos enfriar antes de consumir.

53 comentarios:

  1. Se ven riquísimos, me llevo uno para el café, besitos

    ResponderEliminar
  2. Este trabajo de recuperación de recetas que haces me parece interesantísimo. Además el aspecto es de que tienen que estar buenísimos.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Adoro le mandorle, questi biscotti sono deliziosi. Buona giornata

    ResponderEliminar
  4. La verdad es que estas haciendo una gran labor, descubriendo y preparando este tipo de recetas que además se ven deliciosas.
    Un besito.

    ResponderEliminar
  5. deliziosi questi biscottini!!buona giornata!

    ResponderEliminar
  6. Mostachones caseros..madre mía qué bien te salen hijo!!!

    Un saludo

    ResponderEliminar
  7. Es realmente apasionante lo que estás haciendo. Disfruta.

    ResponderEliminar
  8. Sono deliziosi questi biscotti. Buona giornata Daniela.

    ResponderEliminar
  9. Es un lujo poder disfrutar de estas recetas tradicionales, sería una pena que se perdieran. Gracias por dárnoslas a conocer.

    Bss

    ResponderEliminar
  10. Estás hecho un antropólogo/historiador culinario, con lo delicioso que eso puede ser. Toma dulce interesante. Un besote.

    ResponderEliminar
  11. Me parece muy interesante recuperar recetas antiguas y comprobar como comían, realmente tiene una pinta muy rica.Saludos.

    ResponderEliminar
  12. Já comia. Que crocantes estão.

    Abraço

    ResponderEliminar
  13. Qué rico¡¡¡¡¡ Las recetas de toda la vida. Gracias por enseñarnos esta maravilla¡¡¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  14. Desde luego que nos estas poniendo unas recetas que son un lujo, gracias!!
    Besos

    ResponderEliminar
  15. Me encantan las recetas que estas poniendo, me parece genial que no se pierdan, la verdad que se ven muy buenos estos mostachones besos

    ResponderEliminar
  16. lo q me encantan son las medidas

    ResponderEliminar
  17. es genial que hayas recuperado esta fantastica receta, tiene una pinta estupenda y seguro que el clavo le ha dado un toque delicioso

    ResponderEliminar
  18. Sencillamente espectaculares; estoy encantada con todas las recetas de antaño que nos estás enseñando; cada una supera a la anterior. Besicos

    ResponderEliminar
  19. ¡Fabulosos! No dejes de ponernos todas estas recetas rescatadas, es la única manera de que no se pierdan, y podamos disfrutarlas.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  20. Sabes, al final sí que me acostumbré en los mostachones de Estepa, a masticar el salvado, cuanto más comía más me iba gustando, vamos que no podía parar. Esta versión con almendra frita puede estar incluso más rico, ¡no me lo quiero ni imaginar!

    Un beso

    ResponderEliminar
  21. qué gran descubrimiento esos manuscritos, no me extraña que te emociones rescatando recetas.

    ResponderEliminar
  22. Fabulosos tus mostachones. Me encanta lo de recuperar recetas de toda la vida, no hay nada como las recetas de antaño, elaboradas con todo el amor del mundo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  23. wow eso si que se ve rico, como para comerselos con una buena taza de leche caliente, mmm rico rico
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  24. Sabes que esta saliendo el cafe !!! Que buenos...Jejejejej...
    Besos

    ResponderEliminar
  25. DEVE SER UMA MARAVILHA FAZER ESSAS RECEITAS TÃO ANTIGAS.
    ESTES MOSTACHONES ESTÃO DIVINOS.APETECE MESMO DAR UMA DENTADA.
    PARABÉNS PELO EXCELENTE TRABALHO QUE FAZES AQUI NO TEU BLOG,É UM ENORME PRAZER CADA DIA VER RECEITAS TÃO INSPIRADORAS.
    BJS

    ResponderEliminar
  26. Jose que riquísimos se ven, tienen que ser una delicia.....vaya pintaaaa!!!!!! Besosssss.

    ResponderEliminar
  27. je finirai bien les derniers!
    bonne journée

    ResponderEliminar
  28. Me encantaaa que estes dando a conocer estas fantasticas recetas te han quedado de lujo y seguro que son una delicia.
    Bicos mil wapo.

    ResponderEliminar
  29. Tú sientes pasión por estas recetas antiguas, con historia, con solera y yo disfruto al venir a tu casa.Sé que siempre me voy a encontrar alguna maravilla sorprendente que poco a poco quisiera ir probando, te felicito, ya sabes que admiro mucho tu trabajo!!!

    ResponderEliminar
  30. No los he probado, pero me imagino que las almendras le dan un sabor especial muy rico.
    Besos.

    ResponderEliminar
  31. Ayyyyyyyyy Jose, tu y tus dulces recetas... Una delicia.

    Besos.

    ResponderEliminar
  32. Que mostachones más ricos, menos mal que has puesto las equivalencias si no yo por lo menos no podria hacerlos, pero como si están este finde voy ha hacer unos poquitos. Besos

    ResponderEliminar
  33. si estos mostachones están como el bizcocho de almendras tostadas que tienes publicado, deben estar de lujo. Besos. Lola

    ResponderEliminar
  34. Todas las tuyas están buenas, pero me da la impresión que las de hoy están de muerte. Un besote de OLI de ENTREBARRANCOS

    ResponderEliminar
  35. Este mostachón parece estupendo. Una maravilla recuperar estas recetas.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  36. Jose muchas gracias por compartirla
    pues no conocia esta receta
    y se ve muy rica
    un saludo

    ResponderEliminar
  37. Ces macarons doivent être bien croustillants.
    A bientôt

    ResponderEliminar
  38. Qué barbaridad! Me encanta eso de recuperar recetas antiguas, de las de toda la vida. Lo que daría yo porque mi abuela me hubiese dejado sus recetas apuntadas en alguna parte!!
    Besos

    ResponderEliminar
  39. Ay José Manuel, me voy con cada antojo cada vez que te visito! Esto es una delicia :D

    Besos.

    ResponderEliminar
  40. No me extraña que estés emocionado con este trabajo que haces, es un verdadero tesoro del que puedes estar orgulloso!
    Menuda pinta tienen esos mostachones!
    Un besico.

    ResponderEliminar
  41. me llaman la atencion dos cosas, que la almendra sea frita y la cantidad de clavos que lleva, seguro que estan de muerte



    ¡¡besos¡¡

    ResponderEliminar
  42. Que receta tan buena José Manuel. Gracias a tí estamos descubriendo verdaderas maravillas culinarias. Un beso.

    ResponderEliminar
  43. Ummmm, ummmm. Que buenos, deliciosos!

    ResponderEliminar
  44. José Manuel, no te haces una idea de lo mucho que estoy disfrutando con cada una de las recetas de ese manuscrito que compartes con nosotros. Un abrazo.
    cosicasdulces.blogspot.com

    ResponderEliminar
  45. Este manuscrito da para mucho... me gustan con el salvado de trigo, deben estar de muerte! Besos

    ResponderEliminar
  46. Buono e delizioso
    un bacio ciao :)

    ResponderEliminar
  47. Riquisimos!! me encanta ese aspecto rústico que tienen. Me llevo un par de ellos para el cafe
    Un beso

    ResponderEliminar
  48. Jose gracias por seguir compartiendo con nosotr@s estas joyas de recetas.

    A mi me encanta utilizar el clavo en las galletas , les confieren un toque muy especial.

    Besinos.

    ResponderEliminar
  49. Уау, прекрасно е! така апетитно се е напукало, а отвътре е адски примамващо :)
    Поздравления и благодарности за рецептата :)

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...