miércoles, 25 de abril de 2012

Caspiroleta



Otra receta más de las que recuperé hace unas semanas en los manuscritos. La receta de hoy tiene para empezar un nombre muy curioso que realmente no se de donde viene. Lo que si es llamativo el resultado. Simplemente mezclando almíbar, yemas de huevo y almendra. Por un lado hay momentos que te recuerda a los tocinos de cielo , pero en otros momentos es algo totalmente distinto. Un postre de lujo para aquella época en la que compruebo que en esas casas no se privaban de nada.

Ingredientes:

1 libra de azúcar                                466 gramos de azúcar
16 yemas de huevo
1 cuarterón de almendra molida      115 gramos de almendra
2 vasos de agua


Para la terminación:

Espolvorear con un poco de canela.


Instrucciones:

Vamos mezclar el azúcar con un par de vasos de agua y llevamos al fuego. Dejamos en el fuego hasta obtener un almíbar a punto de bolilla. Es el momento para añadir la almendra molida y mezclar bien. Retiramos un momento del fuego y dejamos enfriar un poco. Añadimos poco a poco las yemas sin dejar de remover.

Llevamos de nuevo al fuego esta vez moderado y no paramos de remover la mezcla hasta que vaya cuajando. Repartimos en recipiente a nuestro gusto y espolvoreamos con canela. Dejamos enfriar antes de consumir.

* Recomiendo sacar del frigorífico unos minutos antes de consumir para que este a temperatura ambiente.

57 comentarios:

  1. Qué cantidad de huevos...
    Pues no parece que se privaran mucho, el azúcar no era, como ahora, un elemento al alcance de cualquiera

    ResponderEliminar
  2. Che aspetto goloso, dev'essere una vera delizia questo dessert. Buona giornata

    ResponderEliminar
  3. Parece una receta para la crema frangipane una verdadera bondad .

    ResponderEliminar
  4. Realmente tiene que ser delicioso!!!

    ResponderEliminar
  5. Que delicia de postre madre mía, lo malo es la operación bikini que va al traste!! jeje.

    Besos

    ResponderEliminar
  6. Mmmmmmmmmmmm parece una cremè bruleè, ¡que pinta tiene Jose!

    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Diosssssss que cosa mas rica no??? esto tengo que probarlo pero para despues de la dieta

    ResponderEliminar
  8. No lo cococía, parece una delicia!!! es verdad, no se privaban de nada, hacían bien!!!

    ResponderEliminar
  9. Pues si que tiene que estar rico!
    Una receta que desde luego merece ser recuperada.
    Un besico.

    ResponderEliminar
  10. Ay madre que cosa mas rica, hay que ver como con pocos ingredientes se pueden hacer maravillas como la que nos traes hoy, te felicito y me quedo con la idea. Besicos

    ResponderEliminar
  11. Menudo alimento, y bueno, rico no... lo siguiente!!!

    ResponderEliminar
  12. Tiene que ser una delicia, un disfrute para los sentidos. Un abrazo, Clara.

    ResponderEliminar
  13. Jose Manuel,
    Se ya quedado un lujo.... Que bueno se ve el postre : )

    Besitos

    ResponderEliminar
  14. QUASE BABEI SÓ DE OLHAR, ESTA MESMO UMA PERDIÇÃO.
    COM APENAS TRÊS INGREDIENTES SAI ESSA MARAVILHA, GOSTEI MUITO.
    BJS

    ResponderEliminar
  15. Qué pinta tiene, y qué dulce debe ser este postre, me encanta! Pero si que es verdad que son muchas yemas, habrá que probarlo.

    Un beso

    ResponderEliminar
  16. qué dulce tan apetitoso, se ve divino.
    Besos

    ResponderEliminar
  17. es verdad, realmente tenía que ser un postre de lujo... tú dices que recuerda según como al tocino de cielo, quizás también a las yemas, ¿no crees?

    ResponderEliminar
  18. Madre mia!!!!, yemas lleva muuuuchas!!!..pero se ve tan rico que seguro merece la pena probarlo :)
    muchos besos Jose!

    ResponderEliminar
  19. Pues si que es un postre lujoso...y lleno de sabor, que rico!!!

    Besotes.

    ResponderEliminar
  20. Qué bonito color se le ve a esta crema, dulce y seguro que deliciosa.
    Besos.

    ResponderEliminar
  21. Sin duda buenisimo....estas recetas antiguas me encantan,tomo nota enseguida.
    Besets.

    ResponderEliminar
  22. Que bueno tiene que ser enl nombre si que es curioso no lo conocía besitos

    ResponderEliminar
  23. Si que tiene un nombre singular....pero la vista es deliciosa y supongo que también el sabor.....riquísima esta receta Jose, no había como tener dinero para no privarse de nada, pero no deja de ser un buen descubrimiento estos manuscritos. Besossss.

    ResponderEliminar
  24. Que cantidad de yemas pero vale la pena probarlo ya que la pinta es exquisita.Saludos.

    ResponderEliminar
  25. Jose Manuel eso tiene que estar de vicio es un tocino de cielo de almendra lo mejor de lo mejor


    ¡¡besos¡¡

    ResponderEliminar
  26. José Manuel todo un lujo de postre, se parece a un queso de almendras que hacemos por aqui en las navidades, claro que el queso es más contundente. Me lo llevo.
    Besos. Lola

    ResponderEliminar
  27. Por fin puedo entrar en tu blog, en varias ocasiones lo he intentado y la página no se cargaba, la receta es muy interesante y toda una bomba calorica, desde luego en estas casas no había escasez, se nota.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  28. j'y gouterais volontiers, un vrai bonheur pour les papilles
    bonne soirée

    ResponderEliminar
  29. Que rico, con mucha almendra, tiene que tener un sabor estupendo!
    BESITOs

    ResponderEliminar
  30. Increible que con apenas ingredientes se consiga algo tan atractivo y supongo que buenísimo,... muy original y eso si, calórico a tope ;-)

    un bsote

    ResponderEliminar
  31. Hola José Manuel: Me ha gustado mucho tu receta. Ayer precisamente comí con un cliente y pedimos de postre tocino de cielo ( que compartimos) porque no a todo el mundo le gusta ese sabor tan peculiar de las yemas de huevo, por eso creo que a mi me gustaría este postre mucho y luego con las claras que nos sobran hacemos unos financiers ¿ no te parece?. Lo anoto para hacerlo en cuanto pueda.
    Raquel ( Las recetas de Raquel)

    ResponderEliminar
  32. Me gusta hasta el nombre, que rico.
    Un besito.

    ResponderEliminar
  33. José Manuel, que joya de manuscritos esos que nos estás decubriendo. Gracias por compartirlos y, como dice Nora en el comentario anterior, de esta receta me gusta hasta el nombre. Besitos.
    cosicasdulces.blogspot.com

    ResponderEliminar
  34. ¡Que nombre más curioso! lo mismo que la receta. Una suerte poder contar con esos manuscritos, y gracias por hacernos participes de ello.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  35. MM...una receta dulcecita para un día horrible como el de hoy, es lo que necesitaba... Lástima que sea tan tarde para cocinar, tendré que conformarme con chocolate de tableta. Pero gracias por la receta, espero probarla pronto, un saludo!

    www.cocinanos.blogspot.com

    ResponderEliminar
  36. Que rica.......se ve muy bueno.....y curiosos nombre, me gusta......besos

    ResponderEliminar
  37. Consistente, consistente....debe merecer la pena probarlo....soy una inculta ¿cuánto es el cuarterón?...tendré que buscarlo.
    Bss
    La cocina de Mar
    http://la-cocina-de-mar.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al lado he puesto la correspondencia 115 gramos. Saludos y gracias

      Eliminar
  38. Jooo, que rico! y que fotos

    Desde el Caribe lluvioso

    ResponderEliminar
  39. Gracias a todos por vuestro comentario. Saludos

    ResponderEliminar
  40. josemanuel para cuantas personas da?

    ResponderEliminar
  41. Que rico por favor..yo me voy a conformar con mirarlo que tantos huevos no son buenos para mi colesterol!!
    Se cuidaban en aquella época muy requetebien!!
    Besos

    ResponderEliminar
  42. No conocía esta receta pero por lo que cuentas está deliciosa y sorprendente.
    Besos
    Mon

    ResponderEliminar
  43. Cáspitas!!, que postre tan rico y novedoso José Manuel. tiene un aspecto delicioso. Como dices, antes no se perdían nada y no pensaban tanto en la dietas. Un beso.

    ResponderEliminar
  44. Qué rico! yo no conocía este postre!
    Un beso!

    ResponderEliminar
  45. Vaya lujo de postre que nos has traído,me ha encantado y tomo nota,no lo conocía pero ya está en mi lista de pendientes.
    Un saludo enorme.

    ResponderEliminar
  46. Para empezar me ha cautivado el nombre del postre: "Caspiroleta" :)
    Tiene toda la pinta de estar riquísimo, pero con esas medidas, la verdad es que me pierdo.

    Bss

    ResponderEliminar
  47. Pues a mí sin probarlo me ha recordado al Sabayón, un Sabayón con almendra.... que bueno ¿no?. Besos

    ResponderEliminar
  48. Que textura tan fantástica,y el sabor ya me lo estoy imaginando. Está claro que eran casas con mucho poderío para poder permitirse esta delicia con tantas yemas y almendra.

    Bicos

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...