Zarangollo Murciano. Receta

Zarangollo Murciano
Sigo con recetas atrasadas de esta navidad. Otra vez recurrí a m libro de Cocina Murciana. Buscando comidas un poco más livianas, después de muchos solomillos, turrones y otros abusos pues quería comidas un poco más ligeras. Esta vez me llamo la atención este pisto con calabaza, el cual ha sido todo un descubrimiento.

Ingredientes:

200 gramos de patatas
150 gramos de calabaza
2 tomates bien rojos
1 Cebolla
2 ajos
1 pimiento rojo
Sal, Pimienta y Aceite de Oliva.

Me puedes seguir en:


Instrucciones:

Cortamos las patatas y calabaza en daditos y lavamos bien.

Cortamos también la cebolla y el pimiento rojo en juliana y el ajo lo fileteamos.

El tomate por otra parte también lo cortamos en trozos pequeños o lo trituramos.


Sofreímos la cebolla, ajo, patatas, calabaza y pimiento rojo, dejando que se vaya rehogando poco a poco. Al cabo de unos 15 minutos añadimos el tomate y vamos pochando hasta que se ponga tierno.

Por último le añadimos el ajo y la pimienta.

José Manuel

4 comentarios:

  1. No sé cuáles son calabazas, tengo que buscar en Google, pero me pareció algo realmente bueno

    ResponderEliminar
  2. Yo también tengo un libro de cocina murciana, mis padres eran de Aguilas, una de las recetas que más me sorprendió es el arroz con piedras, ya que siempre habia pensado que era broma de mi padre.
    Acabo de conocer tu blog, me quedaré para ver que tal, de momento ese zarangollo tiene muy buena pinta.
    Besos de una Cartagenera

    ResponderEliminar
  3. Que rico se ve pero yo lo hago solo con calabacín y un poco cebolla.

    ResponderEliminar
  4. Soy murciana y hago mucho el zarangollo, pero nunca lo he visto con calabaza ni con tomate; de hecho, paré mientras buscaba otra receta porque me sorprendió el color rojizo de la foto.

    Aquí lo encontraréis verde muy pálido, o blanquecino, del color del revuelto de huevos, dependiendo de que se le deje algo de piel al CALABACÍN o que se pele totalmente. Yo le dejo tiras alternas para que le den un poco de color.

    Ya sabéis: el calabacín se parece físicamente al pepino (verde, cilíndrico....) pero es más liso, grande y brillante. Hay quien le añade patatas (para aumentar y abaratar el plato) y quien no. Yo lo prefiero de calabacín, cebolla, sal, pimienta, orégano y huevos. El clásico. Sin patata. Supongo que de calabaza también estará bueno, pero nunca lo he probado. Saludos...

    Por cierto: me gusta mucho tu blog. Hacía tiempo que no pasaba por él.

    ResponderEliminar

Instagram