Pollo casero con Patatas y Champiñones

 Hoy vamos a preparar un plato sencillo y con pocos elementos. Una receta barata y sabrosa, para los amantes de la carne de pollo y con un acompañamiento de lujo, las patatas y los champiñones. En este caso he usado un buen pollo de corral con una carne muy tierna que ha quedado de lujo. Las patatas nos deben de quedar muy tiernas y cercanas al pure, y se apreciará mucho más el sabor. Pasamos a la receta. Espero que os guste.

Ingredientes:

1 pollo bien grande y troceado
200 gramos de champiñones
2 patatas bien grandes
2 dientes de ajos
Un poco de perejil
Sal
Pimienta
Aceite de oliva

Instrucciones:

Troceamos el pollo en trozos a nuestro gusto. Limpiamos y salpimentamos a nuestro gusto. Por otro lado pelamos las patatas, las lavamos en agua y cortamos en rodajas finas. También lavamos muy bien los champiñones para quitarle cualquier resto de tierra y troceamos.

Echamos un buen chorro de aceite de oliva en la cazuela. Añadimos el pollo, las patatas, los champiñones, los ajos, un poco de perejil. A fuego medio vamos cociendo todo y dejamos hasta que se consuma el agua de los champiñones y las patatas queden bien tiernas. Servimos inmediatamente.
Tarta de Queso de Té Matcha

Sigo probando y experimentando con el té matcha. La receta de hoy es una sencilla tarta de queso aromatizada con este tipo de te. Aporta al postre de hoy un delicioso aroma y un sabor diferente a los habituales que estamos acostumbrados. La preparación no es complicada y podéis sorprender a la familia o invitados, creo que es muy original. Hoy en día ya no es tan complicado conseguir el té matcha sobre todo por internet. Pasamos a la receta. Espero que os guste.
Ingredientes:

Para la masa quebrada:

250 gramos de harina
60 gramos de almendra molida y tostada
150 gramos de mantequilla sin sal
80 gramos de azúcar
1 huevo

Para el relleno:

200 gramos de nata
100 gramos de queso crema
15 gramos de agua
70 gramos de azúcar
2 cucharadas de té matcha
40 gramos de yogur natural
Ralladura de un limón
1 cucharada de gelatina en láminas

Instrucciones:

 Preparamos en un primer momento la masa quebrada. Mezclamos los ingredientes secos y le incorporamos la mantequilla a temperatura ambiente junto al huevo. Amasamos hasta que quede amalgada. Reservamos una hora en el frigorífico para que después nos sea más fácil de extender en el molde. Una vez pasado el tiempo procedemos a colocar en el molde que hemos untado previamente con mantequilla. Pinchamos con un tenedor y llenamos de legumbres sobre un papel de aluminio.. Horneamos durante unos 20 minutos a 180 grados. Retiramos del horno y les quitamos las legumbre y dejamos en el horno otros 15-20 minutos aproximadamente. Sacamos del horno y dejamos enfriar totalmente.

Mientras tanto preparamos el relleno. Disolvemos la gelatina en un poco de agua. Llevamos al fuego el yogur y el azúcar, sin dejar de hervir. Una vez que alcance unos 90 grados añadimos la gelatina  y removemos para que se disuelva correctamente.  Dejamos enfriar un poco.

Por otra parte mezclamos el queso crema con la ralladura de limón e incorporamos la mezcla anterior. Batimos la nata hasta que formemos picos con la cuchara y mezclamos poco a poco. Para finalizar añadimos el té matcha. Con esta mezcla rellenamos la masa quebrada anterior y dejamos reposar en el frigorífico unas horas hasta que cuaje.


Bizcocho casero de Mantequilla con Nueces Pecanas

Sigo recordando recetas que ya probé en el blog hace tiempo y que quería darles otra imagen mejorada. Hoy vamos a compartir un bizcocho relleno con una crema de queso con pecanas. El sabor es delicioso y el bizcocho también resulta muy jugoso. Las pecanas son difíciles de conseguir, podemos sustituirlas por unas nueces  tostadas. La receta la he conseguido de un blog que lo sigo ya desde mis comienzos en internet, creo que os va a sorprender, hablo de Bake or Break, un blog donde vamos a encontrar mucha repostería americana y auténticas delicias. Pasamos a la receta. Espero que os guste.

Ingredientes:

Para el bizcocho:

6 onzas de chocolate blanco
1/2 Taza de agua hirviendo
2 tazas de mantequilla a temperatura ambiente
1 taza y media de azúcar
3 tazas de harina de repostería
4 huevos grandes
1 cucharadita de extracto de vainilla
1 cucharadita de bicarbonato sódico

* 1 onza = 28,3 gramos
* 1 taza = 250 ml

Para la el relleno y la cobertura:

11 onzas de queso crema tipo philadelphia
16 onzas de azúcar glas
2 cucharadas de mantequilla
1 taza y 1/4 de nueces pecanas picadas
2 cucharaditas de extracto de vainilla

Instrucciones:

Comenzamos tostando las nueces en el horno precalentado a 170 grados. Dejamos durante unos 20 minutos hasta que queden a nuestro gusto. Sacamos del horno y dejamos enfriar.

Mientras tanto batimos la mantequilla junto con el azúcar hasta que tengamos una crema suave. Añadimos a continuación los huevos uno a uno y mezclamos hasta que la mezcla quede bien amalgada. Por otra parte ponemos el agua en el fuego hasta que empiece a hervir, en ese momento retiramos del fuego e incorporamos el chocolate blanco. No dejamos de remover hasta que el chocolate se funda totalmente. Añadimos esta crema a la mezcla anterior y también vamos incorporando la harina con el bicarbonato sódico y el extracto de vainilla. Seguimos batiendo unos minutos más hasta que quede todo mezclado.

 Untamos mantequilla en un molde o dos del mismo tamaño para preparar dos planchas. Si lo hacemos en uno posteriormente tendremos que dividir el bizcocho en dos partes. El horno lo tenemos que precalentar a 180 grados. Horneamos durante unos 20-30 minutos hasta que al pinchar con un palillo salga seco. Sacamos del horno, dejamos reposar unos minutos y desmoldamos. Dejamos enfriar sobre una rejilla.

Preparamos a continuación el relleno y la cobertura del bizcocho. Batimos el queso crema junto con la mantequilla, el azúcar glas, el extracto de vainilla durante unos minutos. Para finalizar incorporamos las nueces pecanas tostadas y troceadas. Removemos bien para que queden bien integradas.

Cortamos el bizcocho en dos partes o preparamos las dos planchas. Colocamos una plancha y cubrimos con la crema de queso. Ponemos la siguiente plancha encima  y cubrimos totalmente con la crema de queso. Reservamos en el frigorífico y sacamos unos 20 minutos antes de consumir.
Pizza de Provolone y Salsa de Tomate

Sigo probando pizzas sencillas, con pocos ingredientes. Me encanta hacerlas así y disfrutar de los sabores intensos como el queso provolone. Como nos comentan los Italianos para disfrutar de una buena pizza no hace falta que la sobrecargemos de muchos ingredientes diferentes, os aseguro que con estos dos vais a saborear mucho más los dos sabores que os propongo. Pasamos a la receta Espero que os guste.

Ingredientes:

Para la masa: (para dos pizzas medianas)

500 gramos de harina
300 gramos de agua
20 gramos de aceite de oliva
15 gramos de levadura prensada
12 gramos de sal

Para la cobertura:

Queso Provolone rallado
Salsa de tomate casera a ser posible

Instrucciones:

Preparamos en un primer momento la masa de la pizza. Mezclamos los diferentes ingredientes hasta que quede bien amalgados. Dejamos reposar hasta que haya doblado el volumen.

Dividimos la masa en dos bolas y extendemos. Procedemos a poner la cobertura. Cubrimos con salsa de tomate y queso provolone rallado a nuestro gusto. Mientras tanto hemos precalentado el horno a 240 grados y horneamos a 200 grados durante uno 20 minutos aproximadamente. Servimos a continuación.
Olla Frita de verduras con Morcilla de Santiago de la Espada

 Hace ya un tiempo tuve una experiencia muy bonita en Santiago de la Espada (Jaén), donde descubrí el Cordero Segureño y su excelencia. También me hizo investigar y conocer un poco la gastronomía de esta zona de Andalucía. Me encontré de casualidad con alguno de sus platos y me llamó mucho la atención este plato sencillo, y lleno de sabor gracias a la morcilla presente en sus ingredientes. Pasamos a la receta. Espero que os guste.

Ingredientes:

400 gramos de judía verdes
200 gramos de patatas
1 morcilla
2 tomates bien maduros
1 cebolla
2 dientes de ajo
Pimientón dulce
Aceite de oliva
Sal

Instrucciones:

Picamos la cebolla y los ajos. Sofreímos en aceite de oliva hasta que las verduras queden bien pochadas. Añadimos a continuación las judías y las morcillas. Rehogamos durante unos minutos e incorporamos a continuación las patatas troceadas y los tomates que hemos picado.

Añadimos pimentón dulce a nuestro gusto, sal y dejamos a fuego suave hasta que las verduras queden bien tiernas. Servimos inmediatamente.
Calabacines en Salsa de Tomate

Sigo adentrándome en la cocina Italiana, y más concretamente en la Siciliana. Hoy unos sencillos calabacines con una rica salsa de tomate casera y acabados con un buen parmesano. Este plato puede ser un gran entrante, o para acompañar platos de carne y pescado. Nos puede venir estupendo para aprovechar unos calabacines que tengamos a mano y que no sepamos que hacer con ellos. Me encanta este tipo de recetas sobre todo por su sencillez, no sólo en la elaboración, también por el uso mínimo de ingredientes a la hora de prepararlo. Pasamos a la receta. Espero que os guste.

Ingredientes:

2 calabacines
1 cebolla grande
300 gramos de salsa de tomate
Albahaca
Sal
Aceite de oliva
Queso Parmesano rallado

Instrucciones:

Picamos la cebolla muy fina se sofríe en aceite de oliva hasta que quede bien transparente. Agregamos a continuación los calabacines cortados en dados y salteamos unos dos minutos con la cebolla. Añadimos a continuación la salsa de tomate. Salpimentamos y agregamos albahaca a nuestro gusto. Dejamos al fuego unos 15 o 20 minutos.

A la hora de servir rallamos queso parmesano a nuestro gusto. Podemos servir templado.
Tarta de Nectarinas

Este verano he  mos conocido parte de Francia, más concretamente la región de la Provenza. Una amiga nos invitó a pasar  unos días en su casa y aprovechamos la oportunidad. Hemos parado en la población de Eguilles, muy cerca de la ciudad de Aix-en Provence y entre dos ciudades como Avignon (La ciudad de los Papas) y Marsella, cada una, a una hora de distancia.

Contar que la experiencia ha sido única, nos han tratado como si estuvieramos en casa y de camino hemos conocido rincones y lugares que si hubieramos ido pues en plan de hotel o avión ni se nos hubiera ocurrido; hemos conocido la zona del luberón, donde podéis encontrar pueblos que realmente están todavia en la Edad Media, ciudades más túristicas como Avignon, Arles, Marsella, el famoso Puente Romano de Gard. Pero sobre todo y como he resaltado antes, lo más importante ha sido la hospitalidad y no extrañar en ningún momento el volver a casa, han sido dos semanas muy intensas que no olvidaremos en mucho tiempo.

Por supuesto en el viaje hemos comido, conocido un poco la gastronomía Francesa de la mano de Cristianne, nuestra afintriona, de su forma de cocinar, y nos hemos traído algunas de las recetas, como la de hoy que la he preparado un poco a ojo, y preguntando, otras nos las hemos traído apuntadas en una pequeña libreta. 

Hemos conocido la afición de nuestros vecinos por el queso, la variedad que podéis encontrar es inmesa; las ricas galletas de mantequilla, la tata tropézienne, unos siropes a los que son aficionados y que beben con agua fresca rebajados y por último, la costrumbre de comer melón mientras comen el plato principal, algo a lo que nos hemos aficionado.

La tarta de Nectarinas de hoy nos la prepararón varias veces en nuestra estancia en Eguilles, me encantó las dos veces. Una tarta sencilla,  con una masa quebrada, un frangipane y nectarinas por encima. Ellos usaban otro tipo de variedad más agria que la que podemos encontrar por aquí, a pesar de ello el resultado es excepcional. Esta receta va dedicada a Cristianne y su hospitalidad. Pasamos a la receta. Espero que os guste.

Ingredientes.

3 nectarinas

Para la masa quebrada:

160 gramos de harina
85 gramos de mantequilla
1cucharada de azúcar
1 cucharada de aceite
3 cucharadas de agua
Una pizca de sal

Para la crema frangipane:

110 gramos de mantequilla
100 gramos de azúcar
130 gramos de almendra molida
2 huevos grandes
2 cucharadas de ron
1 pizca de sal

Instrucciones:

Comenzamos preparando la masa quebrada. Mezclamos todos los ingredientes y amasamos durante poco tiempo hasta que los ingredientes queden bien intregrados. Untamos un molde de unos 23 centímetros de tarta con mantequilla y extendemos la masa sobre él. Cubrimos con papel de alumnio y alguna legumbre para evitar que suba cuando horneemos.

Precalentamos el horno a 180 grados. Cocemos la masa quebrada durante unos 15 minutos y retiramos del horno reservando para más tarde.

Por otro lado comenzamos a elaborar la crema frangipane. Batimos el azúcar con la mantequilla hasta que quede bien cremosa. Incorporamos los huevos uno a uno y a continuación le añadimos la almendra molida, el ron y la pizca de sal. Batimos durante un par de minutos más.

Rellenamos la tarta de masa quebrada con el frangipane y vamos colocando por encima gajos de las netarinas a la que le hemos quitado la piel y troceado. Introducimos en el horno y cocemos durante unos 30-35 minutos antes de sacar.

Dejamos enfriar sobre una rejilla. Podemos tomar templada o fría y acompañada de una bola de helado.

Tarta de Nectarinas

Imprimir Imprimir la receta
Tiramisú casero de Dulce de Leche

Creo que el tiramisú es uno de los dulces más internacionales de Italia, y además se ha convertido en uno también de mis favoritos de preparar. Ahora en verano es ideal porque implica no tener que usar el horno y además se preparar en muy poco tiempo. Por otra parte tiene unas posibilidades infinitas, puedes crear múltiples sabores y salirte del clásico de toda la vida.

Quien no conoce ya el dulce de leche. Hoy en día es muy fácil conseguirlo en cualquier  tienda de alimentación preparado. La primera vez que lo probé me recordó al caramelo, y la verdad que untado en tostadas es una verdadera delicia. Esta vez me he decidido por trasladarlo al tiramisú, y como toque final bañarlo con un poco de salsa de toffee. El resultado es aun mejor de lo esperado, además esta vez me he decidido por las claras de huevos, en vez de la nata, estas aportan una textura mucho más suave y liviana, y lo hacen menos pesado para mi opinión. Espero que os guste.

Ingredientes:

250 gramos de queso mascarpone
300 gramos de dulce de leche
4 huevos
Bizcochos de Soletilla
60 gramos de azúcar
Un vaso de Capucchino

Para el acabado:

Salsa de toffee

Instrucciones:

Separamos las claras de las yemas y reservamos las primeras. Llevamos las yemas al fuego con el azúcar a fuego suave. No dejamos de remover hasta que se pongan blanquecinas y se separen un poco del cazo donde las tengamos. Dejamos que enfríen un poco y entonces le añadimos el queso mascarpone y el dulce de leche.  Batimos unos segundo hasta obtener una crema bien amalgada.

Por otra parte preparamos un vaso de capucchino. Colocamos capas de bizcochos de soletillas y empapamos con el café. Vertemos por encima una capa de crema de dulce de leche y otra de bizcochos, así hasta acabar con crema por lo alto. 

Para finalizar echamos un poco de salsa de toffee por encima. Reservamos en el frigorífico unas 4 horas antes de consumir.
Carne con Salsa de Almendras y Patatas al Horno

 El plato de hoy me trae muchos recuerdos familiares. Me encantaba cuando lo preparaba mi madre, era uno de mis preferidos y además lo asociaba a fiestas como la navidad. Sobre todo lo que más me gustaba era cuando se terminaba la carne y podía seguir mojando pan para rebañar toda la salsa de almendras que quedaba en el plato. Son platos sencillos y por supuesto casi siempre acompañado de unas buenas patatas fritas, en este caso he optado por prepararlas en el horno con especias. Pasamos a la receta. Espero que os guste.

Ingredientes:

500 gramos de magro de cerdo
3 cebollas
Medio vaso de vino blanco
Sal
Pimienta Negra
1 hoja de laurel
Agua
Aceite de oliva

Para el majado de almendra:

Un buen puñado de almendras fritas
1 rebanada de pan frito
2 dientes de ajo frito

Para las patatas:

Patatas en gajos
Orégano
Pimentón
Sal
Pimienta
Un poco de aceite de oliva

Instrucciones:

Cortamos la carne de cerdo en porciones pequeñas. Doramos en aceite de oliva unos minutos y reservamos para más tarde. Por otra parte picamos la cebolla muy fina y pochamos en aceite de oliva hasta que la cebolla quede bien transparente. Agregamos entonces la carne reservada, el vino y todas las especies. 

Mientras tanto preparamos el majado. Freímos las almendras y en ese mismo aceite también hacemos la misma operación con el pan y los ajos. Majamos hasta obtener una pasta que incorporamos a la mezcla anterior. Añadimos algo de agua para que la salsa no nos quede muy espesa. Tapamos y dejamos cocer durante unos 40 minutos a fuego suave hasta que la carne quede bien tierna.

Preparamos las patatas. Cortamos en gajos y le añadimos las especias. Impregnamos en aceite de oliva y horneamos a 180 grados durante unos 15-20 minutos o hasta que comprobemos que quedan bien tiernas. 

Servimos la carne con salsa de almendras con las patatas que hemos horneado. También podemos freír las patatas que es como habitualmente se hace.
Pimentón Malagueño

Me gusta ir descubriendo la gastronomía de toda la vida y en este caso me acerco a la provincia de Málaga gracias al blog de Me sabe a Málaga. Nos cuenta la autora que se suele conocer el Gazpacho como Pimentón Malagueño. Este no se diferencia mucho del que se hace por mi tierra, pero si tiene un toque diferente al que se hace en mi casa, donde no era habitual añadirle pan al gazpacho. Aunque años más tarde descubrí que dependía de cada familia, en unas si se usaba el pan, en otras el pepino o más o menos pimiento. Pasamos a la receta. Espero que os guste.

Ingredientes:

1 Kilo de tomates rojos
1 pimiento verde
1 diente de ajo
1 trozo de pan cateto asentado
Aceite de Oliva
Vinagre de vino
Sal
Hielo o agua

Instrucciones:

Colocamos todos los ingredientes en la batidora. Los tomates, el pimiento y el pan troceados. El aceite y el vinagre a nuestro gusto. Batimos durante unos minutos y dejamos bien fino. Pasamos por un colador para que nos quede bien fino. 

Si vamos a consumir en se momento le agregamos hielo. Si lo hacemos más tarde, le podemos añadir algo de agua y reservamos en el frigorífico para que esté bien frío.
Yogur de Pasta de Chicle Casero

Mi hija me propuso un reto, elaborar un yogur con la pasta de chicle. Me dije que se podía probar. Ya la he usado para los cupcakes, helados. Así que me puse manos a la obra y me propuse elaborar un yogur con este sabor. La elaboración es igual que la de otros, lo único que cambia es el uso de la pasta de chicle que le aporta este sabor característico a chicle. El resultado lo podéis ver. Espero que os guste, a mis hijas les volvió locas.

Ingredientes:

1 litro de leche fresca natural
5 cucharadas de azúcar
1 yogur natural sin azúcar
2 cucharadas de leche en polvo
2 -3 cucharaditas de pasta de chicle

Instrucciones:

El procedimiento para preparar el yogur es muy fácil. En este caso he usado la yogurtuera que nos facilita el trabajo.. He mezclado todos los ingredientes en la batidora y he rellenado los vasitos. Colocamos en la yogurtera y dejamos unas 10 horas sin tapar.

Una vez pasado el tiempo, sacamos de la yogurtera y los tapamos. Reservamos en el frigorífico 4 horas antes de consumir.
Helado de Nutella


Otra versión del helado de Nutella. La de hoy es más potente. La cantidad de nutella es mayor y da al helado una textura totalmente diferente, y encima también le incorporamos trocitos de chocolate para más gula. Es una receta pensada para los adictos al chocolate y sobre todo a la Nutella. Pasamos a la receta. Espero que os guste.

Ingredientes

1 taza y media de nata
1/2 taza de leche condensada
1 taza de nutella
1/2 taza de trocitos de chocolate


Instrucciones:

Es importante tener la nata muy fría y batimos hasta que nos quede en su punto. Añadimos a continuación  la leche condensada y mezclar con cuidado. Para finalizar incorporamos la nutella y los trocitos de chocolate. 

A continuación podemos usar la heladora para seguir el procedimiento o introducir en el congelador y remover de vez en cuando para que no cristalice y adquiera la textura adecuada.
Lasaña de Carne casera con Zumaque, especia de Oriente Medio

 Ya he usado la especia de hoy en varias recetas, y creo que hoy en día es menos difícil encontrarla en herboristerías u otras tiendas especialidas. Es un arbusto que suele crecer sobre un metro de altura y hoy en día no solo se cultiva en Oriente Medio, también se hace habitualmente en Italia y sobre todo en Sicilia. Es una planta muy importante para el curtido del cuero, es su principal uso industrial. 

Por otro lado desde tiempo de los Romanos se sabe que cuando el fruto maduraba, antes puede ser venenoso, se usaba como sustituyo del vinagre o el limón. En la Cocina Siria es habitual en los pescados, en la cocina Turca en las ensaladas y en la Cocina Iraní en las brochetas de carne.

Hoy he preparado una lasaña con carne picada, verduras y un toque de zumaque que nos recuerda un poco a la pizza Armenia. El resultado es muy sabroso y notaréis muy pronto el sabor de esta especia en particular. Os recomiendo usarla con prudencia y no excederse porque puede estropear el plato. Espero que os guste.

Ingredientes:

Placas para lasaña

Para el relleno:

400 gramos de carne picada de cerdo y ternera
1 tomate
1 pimiento verde
1 cebolla muy picada
1 o 2 ajos
300 gramos de salsa de tomate
Sal
Pimienta
Media cucharadita de Zumaque

Para la bechamel:

250 gramos de leche
25 gramos de mantequilla
1 cucharada de harina
Sal
Pimienta

Para el acabado:

Queso rallado 

Instrucciones:

Picamos todos los ingredientes, si disponemos de una picadora nos agilizará el trabajo. Si no es posible lo hacemos a mano y troceamos la carne y verduras en porciones muy pequeñas. Calentamos un poco de aceite de oliva en una sartén bien grande y pocamos todos los ingredientes hasta que queden las verduras bien pochas y la carne tome color. 

Añadimos a continuación la salsa de tomate, salpimentamos y el toque de zumaque. Dejamos al fuego unos minutos hasta que el tomate quede bien frito. Corregimos si es necesario de sal y reservamos.

Cocemos las placas de lasaña en abundante agua con sal. Es importante depositar en el agua de uno en uno para que no se peguen. Dejaremos el tiempo que nos indique el fabricante o hasta que queden tiernas. Escurrimos y enfriamos con agua en ese mismo momento.

Vertemos un poco de salsa de tomate en el fondo de un recipiente, y vamos colocando placas de lasaña. Cubrimos con el relleno de carne anterior y vamos alternando con capas de lasaña. Así continuamos hasta terminar con la pasta.

Mientras tanto preparamos la salsa bechamel. Calentamos en un cazo la mantequilla. Cuando esté derretida y empiece a hervir le agregamos la harina. Removemos durante unos segundos y a continuación agregamos la leche. No dejamos de remover a fuego medio hasta que la crema espese. Para finalizar salpimentamos.

Cubrimos las placas de lasaña con la bechamel y rallamos queso por encima. Horneamos a 200 grados hasta que el queso se haya fundido y servimos inmediatamente.
Helado de Toblerone

Sigo experimentando sabores con los helados. El toblerone me trae muchos recuerdos de mi niñez, sobre todo lo difícil que era probarlos. Me acuerdo que era un chocolate que traían cuando alguien venía de viaje, vamos todo un lujo que ahora es menos difícil encontrar. Sobre todo si queréis un gran helado os recomiendo ser generosos al final a la hora de incorporar trocitos de toblerone a la crema. Pasamos a la receta del Helado de Toblerone. Espero que os guste.

Ingredientes:

530 gramos de agua
50 gramos de azúcar
20 gramos de yema de huevo
45 gramos de leche en polvo entera
170 gramos de azúcar invertido
5 gramos de gelatina en polvo o en láminas
190 gramos de toblerone

Para la terminación

80 gramos de toblerone troceado

Instrucciones:

Mezclamos por un lado la leche en polvo entera con el azúcar invertido y la gelatina si la usamos en polvo. Por otro lado mezclamos bien los elementos líquidos de los ingredientes en un bol. Llevamos al fuego los ingredientes líquidos y añadimos los sólidos. También incorporamos el toblerone troceado a la mezcla. Vamos removiendo para que todo se deshaga y se mezcle muy bien. Es importante no dejar hervir y cuando el conjunto alcance los 90 grados incorporamos la gelatina en láminas hasta que se deshaga, esto sería si la preferimos en láminas.

Retiramos del fuego e introducimos en el frigorífico para que se enfríe. Dejamos toda la noche hasta el día siguiente macerando. Al día siguiente vamos a triturar y pasar por un chino para que la crema quede fría. A partir de aquí podemos hacer el helado de diferentes manera. Si tenemos heladora seguiremos las instrucciones del fabricante para mantecar la crema. Si no tenemos es importante remover la mezcla para que no cristalice la crema.

Una vez mantecada la crema incorporamos trocitos de toblerone a la mezcla, aquí recomiendo ser generoso. Dejamos en el frigorífico para que tome cuerpo antes de servir.
Helado de Piña Colada

Sigo experimentando con diferentes sabores de Helados. Hace unas semanas me hice con una pasta con sabor a Piña Colada, además de probarla en dulces como los cupcakes tenía claro que quería preparar un helado con sabor a piña colada en cuando tuviera oportunidad. La regla es muy fácil y al final el sabor lo aporta las pastas Home Chef, cada día más fácil de encontrar y por supuesto hoy en día tienes a tu disposición multitud de sabores.

Ingredientes:

340 gramos de leche
60 gramos de agua
300 gramos de nata
50 gramos de leche en polvo desnatada
140 gramos de azúcar invertido
70 gramos de azúcar
6 gramos de gelatina en láminas
30 gramos de pasta de Piña Colada


Instrucciones:


Comenzamos mezclando todos los ingredientes a excepción de la gelatina en un recipiente. Vamos calentando a fuego suave hasta que todos los ingredientes queden bien mezclados. Mientras tanto remojamos la gelatina en agua para que se ablande.

Cuando la mezcla alcance los 90 grados, sería importante tener un termómetro, añadimos la gelatina para que se disuelva en la crema. Removemos con fuerza y apartamos del fuego. Si no tenemos termómetro es importante que no hierva en ningún momento. Dejamos el mix reposar en el frigorífico toda la noche para que vaya macerando.

Al día siguiente mantecaremos la crema. Si tenemos heladora seguimos las instrucciones del fabricante. En el caso contrario es importante batir la crema cada 40 minutos aproximadamente, esto evitará la cristalización. Al finalizar el proceso, dejamos en el congelador hasta que tenga el punto deseado y podemos servir.
Tiramisú de Limón

Otro mes más la empresa de Degustabox nos trae más productos novedosos para probar en familia o con amigos. Antes de comenzar a contaros todos los productos que podeís encontrar este mes en la caja voy a compartir con los lectores de este blog un código "16ISP" para que la caja nos cueste 9,99 euros en vez de los 14,99 habituales, todo ello con los gastos incluidos.Destacar este mes entre  ellos la Gelatina Light Royal, deliciosa y con muchas menos calorías que las habituales. Por supuesto si no queréis pederros nada, degustabox comparte todos sus novedades a través de las redes sociales como Facebook, Twitter e Instagram.

Este mes me he decidido por uno de los productos para preparar una receta, el zumo recien exprimido de la marca Solimon, el cual lo podemos usar en muy diversas y variadas receta. Como muchas veces me ocurre me he decantado por un postre, uno de mis favoritos, el tiramisú, en el caso de hoy aromatizado con el zumo de limón de la marca Solimón. El resultado, suave y cremoso, para saborearlo poco a poco. Pasamos a la receta. Espero que os guste.

Ingredientes:

Bizcocho de soletilla o plancha de bizcocho
Ralladura de limón

Para la crema:

6 huevos
500 gramos de mascarpone
5 cucharadas de azúcar
50 gramos de zumo de limón

Para el almíbar:

150 gramos de agua
100 gramos de azúcar
50 gramos de zumo de limón solimon


Instrucciones:

Separamos las yemas de las claras. Echamos las yemas en un cazo junto con el azúcar y el limón. Calentamos a fuego medio hasta que obtengamos una crema fina. Retiramos del fuego y dejamos que temple un poco antes de añadirle el queso mascarpone. De nuevo volvemos a batir hasta que el queso quede bien incorporado a la crema.

Mientras tanto batimos las claras de huevo hasta que queden a punto de nieve. Incorporamos las claras a la crema anterior y de nuevo volvemos a mezclar, esta vez poco a poco hasta que queden integradas.

Por otro lado preparamos el almíbar. Llevamos al fuego todos los ingredientes y dejamos hervir unos minutos antes de retiras del fuego.

Procedemos al montaje del tiramisú. Si usamos vasitos individurales, cortaremos trozos de plancha de bizcocho o bizcochos de soletilla del tamaño del recipiente y bañaremos con el almíbar genorosamente. A continuación cubrimos con la crema. Repetimos este proceso una vez más. Para finalizar podemos espolvorear con un poco de ralladura de limón y reservamos en el frigorífico unas 4 horas antes de consumir.

Imprimir Imprimir la receta
Bundt Cake de Azúcar Moreno (Brown Sugar Bundt Cake)

 De nuevo volvemos con un Bundt Cake, en este es el azúcar moreno el protagonista que le da  el sabor y la textura. El glaseado final lo convierte en una golosina. La receta la he sacado de Bake or Break. Ya se que para muchos el tema de las tazas es un incordio, y sin embargo tengo que reconocer que al final lo veo muy ventajoso,  si podéis haceros con un juego de ellas, apreciaréis más su utilidad sobre todo para este tipo de recetas. Pasamos a la receta. Espero que os guste.

Ingredientes:

2 tazas y 1/4 de taza de harina
1 cucharadita de sal
1/2 cucharadita de levadura química
1 taza de mantequilla sin sal
2 tazas de azúcar moreno
1/4 de taza de azúcar blanca
4 huevos grandes
1 cucharadita de extracto de vainilla
3/4 de taza de leche

Para el glaseado:

1/2 taza de azúcar moreno
2 cucharadas de leche
1/4 de cucharadita de sal
1 cucharada de extracto de vainilla

1 taza = 250 ml

Instrucciones:

Batimos la mantequilla a temperatura ambiente junto los dos tipos de azúcar. Lo hacemos durante unos minutos hasta obtener una crema fina. Continuamos agregando uno a uno los huevos hasta que queden bien incorporados. Seguimos con la harina que hemos mezclado con la levadura, la sal y vamos intercalando poco a poco con la leche y la vainilla. No dejamos de batir durante unos minutos más.

Untamos el molde con mantequilla derretida. Volcamos la masa en el molde y hacemos un movimiento brusco con el molde hacia abajo para que no se formen burbujas de aire. Horneamos a 180 grados (horno previamente precalentado) durante 50 minutos aproximadamente. Comprobamos con un palillo que sale seco en el centro. Dejamos sobre una rejilla 10 minutos en el molde antes de desmoldar y dejar enfriar totalmente.

Preparamos el glaseado, llevando al fuego todos los ingredientes. Dejamos hervir un par de minutos y vertemos encima del bizcocho. Servimos una vez que el glaseado se enfríe.

Bundt Cake de Azúcar Moreno (Brown Sugar Bundt Cake)

Pizza con Salchichón, Tomate y Mozzarella

Hace unas semanas se pusieron en contacto conmigo la Empresa Malagueña Prolongo, marca que nos ofrece embutidos y jamones de calidad desde 1820. Situada cerca del aeropuerto Internacional de Málaga la sitúa en un lugar clave para el transporte de sus productos, además está muy bien comunicada por carretera, trenes...

No sólo podemos encontrar embutidos de cerdo y un jamón de indudable sabor y calidad, también la carne de pavo forma parte de su oferta, una forma de diversificar y encontrar más clientes.

Me hicieron llegar diferentes productos y pronto me puse a pensar en una receta donde se apreciaran. Se me ocurrió que una buena manera, era preparar una buena pizza sencilla pero rica de sabor. Para la ocasión hice dos pizzas pequeñas, una con salchichón de Málaga y otra con salchichón de pavo. El resultado lo podéis ver en las fotos; como he dicho antes son unas pizzas muy simples, con pocos ingredientes e ideales para una buena comida con niños. Pasamos a la receta. Espero que os guste.

Ingredientes:

Para la masa de la pizza:

500 gramos de harina
300 gramos de agua
20 gramos de aceite de oliva
25 gramos de levadura prensada
12 gramos de sal

Para la cobertura:

Salchichón de Málaga en rodajas Prolongo
Lonchas de Salchichón de Pavo
Salsa de Tomate (a ser posible casera)
Queso Mozarella

Pizza con Salchichón, Tomate y Mozzarella

Instrucciones:

El horno lo precalentamos a 220 grados. Comenzamos preparando la masa de la pizza. En un poco de agua disolvemos la levadura prensada y reservamos. Vertemos todos los ingredientes en un bol y amasamos durante unos minutos hasta obtener una masa elástica y un  poco pegajosa. Dejamos en el bol, tapamos con un paño y dejamos fermentar hasta que doble su volumen.

Una vez que la masa esté fermentada dividimos en dos piezas y extendemos. Sobre ellas colocamos un poco de salsa de tomate, el queso mozzarella en trozos y el salchichón. En una de ellas el de Málaga y en otro el de Pavo.

Introducimos en el horno y cocemos durante unos 15-20 minutos o hasta que la masa esté bien cocida. Sacamos del horno y servimos inmediatamente.

Pizza con Salchichón, Tomate y Mozzarella


Imprimir Imprimir la receta
Huevos con sofrito de cebolla y Morcilla y Tomates fritos

Seguimos descubriendo platos de Andalucía. Viajamos de nuevo a Granada, en concreto a las poblaciones de Dúrcal y Nigüelas. La forma de preparar estos Huevos con Morcilla es sencilla, y sobre todo me llamó la atención mucho como preparaban el tomate en la receta. El plato es muy completo y el contraste de sabores me encanto. Pasamos a la receta. Espero que os guste.

Ingredientes:

4 huevos
250 gramos de morcilla
4 tomates maduros
1 cebolla mediana
50 gramos de manteca de cerdo
Aceite
Sal

Instrucciones:

Picamos la cebolla muy fina sofreímos a fuego lento hasta que se ponga dorada. Añadimos a continuación la morcilla troceada y dejamos unos minutos más. Reservamos.

Por otra parte derretimos la manteca de cerdo en una sartén bien ancha y freímos los tomate cortados por la mitad, primero por el exterior y después dándole la vuelta con cuidado para que se frían por el interior. Reservamos también

Para finalizar freímos los huevos en otra sartén. Colocamos en cada plato el huevo frito, con un poco de morcilla con la cebolla y dos mitades de tomate hacia arriba. Espolvoreamos con sal por encima y servimos.

Pollo al Cava con Champiñones

Hace unos días se pusieron en contacto conmigo desde la empresa Celler Vell de la población de Sant Sadurní d´Anola (Barcelona), una empresa de cava artesanal de Penedés. Es una empresa con mucha experiencia,  que lleva desde principios del Siglo XX preparándolo con sus propios viñedos y cuidando mucho la tradición familiar.

Me hicieron llegar unas botellas de cava y como siempre he hecho con los productos que me van llegando , las he probado en mi cocina preparando una receta. Me he decidido por un delicioso pollo aromatizado con cava y acompañado por unos deliciosos champiñones. La preparación es sencilla, y el resultado es delicioso. El cava aporta al plato un sabor fantástico al resultado final. Pasamos a la receta. Espero que os guste.

Ingredientes:

1 pollo limpio y troceado
1 cebolla
250 gramos de cava Celler Vell
150 gramos de nata
250 gramos de champiñones
Una pizca de azafrán
Sal
Pimienta
Aceite de oliva

Instrucciones:

Limpiamos y troceamos el pollo a nuestro gusto. Salpimentamos y en aceite bien calentamos rehogamos durante unos minutos hasta que quede un poco dorado. Retiramos del fuego y reservamos para más tarde.

En ese mismo aceite pochamos la cebolla muy picada durante unos minutos. Agregamos a continuación los champiñones y dejamos el tiempo suficiente hasta que queden bien cocidos. Añadimos de nuevo el pollo y le incorporamos el cava, un poco de azafrán y dejamos que llegué a hervir para que se evapore el alcohol. Para finalizar echamos la nata y corregimos de sal y pimienta si fuera necesario.

Dejamos el conjunto hervir hasta que la salsa vaya espesando. Si fuera necesario le podemos añadir un poco de maicena. Servimos inmediatamente.

Imprimir Imprimir la receta